LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

sábado, 16 de marzo de 2013

Aumentan los trabajos de prevención contra el dengue en San Fernando


La Dirección de Medio Ambiente, Zoonosis y Fiscalización Sanitaria está realizando un monitoreo quincenal en muestras de Ovitrampas para la vigilancia vectorial del Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue. Su propósito es identificar la presencia del mismo y realizar el descacharreo y la desinfección pertinente. Al momento, los resultados indicaron que hay baja reproducción del mosquito lo que significa que hay disminución en el contagio del dengue.

En el marco del “Programa de Prevención contra el Dengue”, se está llevando adelante un plan de prevención ambiental contra los mosquitos transmisores implementando un sistema de monitoreo quincenal con aproximadamente 60 muestras de Ovitrampas (envases de recepción para detectar la presencia del mosquito transmisor del dengue) ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad. Cabe destacar que este sistema se realiza por primera vez en el Municipio, con recursos propios y personal municipal capacitado en la materia.

”Por nuestra categorización, que se hace estrictamente a través del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, nosotros somos un Municipio que no tiene dengue autóctono. Por lo tanto, nuestra tarea se especializan en la parte de prevención ambiental para la proliferación del mosquito Aedes”, aclaró Gabriel Tato, Director de Medio Ambiente, Zoonosis y Fiscalización Sanitaria.

Siguiendo la línea, continuó: ”Se está trabajando articuladamente con la Secretaria de Salud local desde dos ámbitos: el control de la reproducción de la larva y el descacharreo junto a los vecinos para tratar de sacar definitivamente todos esos objetos que tenemos en nuestra viviendas y que son propicios para el desarrollo de este mosquito”.

En cuanto al funcionamiento de este sistema, Tato describió: “Con la Ovitrampas lo que hacemos en un monitoreo en el distrito de la reproducción del mosquito Aedes, una estratificación del período de riesgo. Esto nos permite saber cuándo hay mayor peligro por la presencia del mosquito y en qué sectores de la ciudad”.

Los últimos monitoreos, efectuados desde noviembre a la fecha, arrojaron resultados negativos. “Para nosotros este resultado es satisfactorio ya que indica que hay baja reproducción del mosquito y, por lo tanto, hay disminución en el contagio del dengue. En el caso de que en el resto del tiempo que queda, donde las temperaturas están por arriba de los 23 grados, un ámbito favorable para su reproducción, los monitoreos sean positivos; se harán los bloqueos químicos para mantener todo controlado”, afirmó el funcionario.

Hay casi 60 muestras de Ovitrampas distribuidas estratégicamente en el Municipio, siendo prioridad los sitios cercano a los arroyos y ríos donde existe mayor proliferación de la larva del Aedes. Además, reforzando la línea “sin mosquito no hay dengue” el Director del área se explayó sobre el sistema de descacharreo, recolección local y descarte de objetos inservible para la eliminación de elementos chicos, medianos y grandes que podrían servir de criadero del mosquito.

”El descacharreo continuó durante el mes de diciembre y principio del mes pasado. Actualmente, se está reprogramando para el próximo mes un nuevo operativo. Este sistema ha tenido un éxito terrible porque en muy pocas horas los camiones dispuestos por el Municipio fueron cargados de desechos, bártulos, cubiertas y demás objetos en desuso que la gente tenía en su casa y provocaban un riesgo para la proliferación del mosquito”, concluyó el funcionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog