LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

martes, 31 de mayo de 2011

Investigan el salvaje ataque a un delegado del gremio de camioneros

Había recibido varias amenazas previas del dueño de la empresa en donde trabaja. Dos sujetos lo atacaron el fin de semana pasado y terminó internado con una grave lesión en el riñón.

Raúl Antonio Ramírez fue salvajemente golpeado el pasado fin de semana en lo que se presume fue una intimidación para que deje de reclamar por los derechos de cerca de 100 camioneros que representa como delegado de la empresa de logística Grupo RB y Container Service. Se trata de dos empresas con sede en Don Torcuato, pero que operan en nuestra zona, especialmente en el Parque Industrial de Zárate, donde tienen una base operativa que incluye un depósito fiscal.
Ramírez había denunciado a su patrón en la fiscalía de Don Torcuato, el pasado 16 de mayo, luego que le dijera que si "seguía jodiendo" reclamando por el cumplimiento del convenio del sector, tenía una "bala con su nombre". "No era la primera vez que me amenazaba pero no pensé que intentara concretar sus amenazas", explicó Ramírez en diálogo con este medio.
El domingo pasado cerca de las 2.00 de la madrugada, Ramírez despidió a su hijo que estaba con la novia en su casa y decidió ir a comprar un paquete de cigarrillos. Al llegar a la zona de Brown y Mitre apareció una moto a contramano con dos sujetos con sus cascos puestos, uno de los cuales descendió velozmente y sin mediar palabra lo golpeó en la cabeza. "El golpe me tiró al piso y cuando estaba en el suelo, comenzó a golpearme y patearme en la cabeza y el tórax. Apenas tenía conocimiento, cuando vi que sacó un arma y comenzó a gatillarme en la cabeza", relata Ramírez. Al parecer el arma estaba trabada y el sujeto que seguía sobre la moto, le dijo al otro que lo dejara. Antes de irse el que lo había atacado le advirtió que dejara "de joder" con el tema del "sindicato". "Esta vez te salvas", le advirtieron.
Como pudo, Ramírez se dirigió a la clínica de la UOM en donde recibió asistencia y luego de pedir protección policial para él y su familia, quedó internado durante 72 horas, recuperándose de las diferentes contusiones, pero fundamentalmente de una lesión en uno de sus riñones. "No voy a ceder, ni bien me recupere voy a volver a la empresa. El gremio me está apoyando en todo", aseguró el delegado gremial, quien piensa que quienes cometieron el ataque eran profesionales. "Se ve que me estaban observando y que había una logística para hacer el hecho. Eran profesionales, para mí. Estaban bien vestidos, en una moto de alta cilindrada. Alguien ha estado esperando en la puerta de mi casa para avisar cuando saliera", explica Ramírez, quien vive a pocos metros de la casa de la intendente Giroldi.
Ahora la justicia deberá determinar si se unen las causas de amenazas con este ataque y si la investigación sigue a cargo de la justicia local o bien de la de Tigre, donde se radicó la primera causa. Gentileza de: la autentica defensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog