LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

sábado, 13 de septiembre de 2014

Maestra sancionada en Don Torcuato: "Me gustaría saber qué busca la provincia", dijo la docente por aplazar alumnos

Cecilia Maristany tuvo que dar explicaciones por poner calificaciones menores a 4 a chicos de su escuela.

Ocurrió en la Escuela Nº 37 de la localidad de Don Torcuato, en Tigre, donde a la maestra de Plástica, Cecilia Mariztani, le labraron un acta por aplazar a un estudiante que –dijo– "nunca traía los materiales ni asistía a clase".
La polémica por la decisión de la provincia de Buenos Aires de eliminar las calificaciones menores a 4 no para. En diálogo, Cecilia Maristany, docente por más de 14 años, dijo que "le gustaría saber qué busca" el gobierno de Daniel Scioli. Por otro lado, contó que recibió una sanción por dar notas bajas a sus alumnos.
"Esta semana cerramos las notas trimestrales. Ante notas bajas que puse, fui solicitada a la dirección para ver qué medidas tomé. Me levantaron un acta por tener chicos con notas bajas", dijo Maristany, maestra de plástica en la escuela 37 de Don Torcuato, entre otras instituciones. Y agregó: "Me dan bibliografía para entender cómo calificar porque aparentemente no calificamos bien. Me preguntaron si mi nota era castigo. Supongo que es una nota que se merece el alumno e invita para trabajar en el otro trimestre como corresponde".
"Estamos mandando a la secundaria a chicos que no saben leer. Si no le pagamos a los docentes...en mi escuela hay profesionales que hace cinco meses que no cobran. ¿Cómo vamos a esperar que el docente esté tranquilo si no puede resolver las necesidades básicas?", expresó.
Sobre la decisión de eliminar las notas 1 al 4, dijo: "En mi época, sacamos el 0. Se eliminó y empezamos con el 1. Si a un alumno le puse un 1 porque nunca trajo nada a clase, a la próxima semana trajo todo bien. ¿Lo estigmaticé o le dije se está acabando el tiempo y es tiempo que aprendas?".
"Me gustaría saber qué es lo que busca la provincia. No sé qué beneficio en pedagogía va a traer esto. En algún momento, el 4 va a ser tan doloroso como el 1. El tema es más profundo y no lo estamos tocando que es la inversión en la educación", expresó. Y terminó: "Estamos mandando chicos discapacitados a la universidad. De la escuela no salen formados. La UBA rechaza alumnos a toneladas porque no pueden interpretar párrafos sencillos".
La mujer, indignada, contó su caso. "Me citaron en la dirección de la escuela con un acta. Es una especie de sanción por tener varios alumnos con notas bajas. Me preguntaron si yo estaba culpando a los alumnos o que si los estaba estigmatizando o si era una nota castigo", señaló. "Yo soy profesora de Plástica en primaria y secundario. Y bueno, si el chico no trae los materiales, no viene o no trabaja, evidentemente es un chico que no aprende y no sale adelante. Yo no enseño un dibujito y nada más. Enseño desde las raíces de la estructura. Es más, la directora me pregunta que cómo permito que el alumno no trabaje. Es una escuela donde tengo 130 alumnos", detalló la maestra.
Visiblemente indignada, Mariztani dejó ver que desde las autoridades provinciales llegó la orden de no aplazar a ningún chico y que se le exigió que diera explicaciones sobre su forma de enseñar. "La orden es no aplazar porque no podemos tener chicos con notas por debajo de 4. Llegó una resolución en la que me invitan a leer porque la desconocía. Una normativa. Me hablaba de un decreto en algún momento la directora. Pero es así sencillito: No ponés notas por debajo de 4 o revisas tus métodos pedagógicos", remarcó.
Dijo que todavía la situación con los chicos desaprobados no se resolvió. "Aún no pasó nada porque las notas están puestas. No modifiqué la nota. La idea es preguntarle a la dirección qué idea de nota tiene. Qué le gustaría poner para quedemos todos bien. ¿Te gustaría un 7, un 8? Se lo ponemos, no hay problema, total no es mi hijo. El sistema te va llevando a eso", criticó. "Si el chico hizo dos líneas y un dibujito, yo lo tengo que aprobar igual", sostuvo.
Pese a recibir el acta, la docente dijo que no cree que llegue a ninguna consecuencia en su carrera pero aclaró que estar observada no le gusta porque en lo que hace, se desempeña con pasión. "La estoy perdiendo. Los docentes estamos perdiendo la pasión por enseñar. Nos ponen trabas y este tipo de cosas que no podemos tolerar más", agregó.
De igual forma se dio tiempo para criticar el actual sistema educativo y aseguró que, con la nueva resolución, se va a agravar la situación en las escuelas y su posterior consecuencia a la hora de que ingresen a la universidad. "¿Cómo es posible pensar que en pleno siglo XXI haya chicos que no están leyendo en secundaria? Ni hablar del ingreso a la universidad. Tengo colegas que me dicen que los chicos están llegando a la facultad y no pueden entender lo que leen. No pueden retener dos palabras juntas. Si yo sigo bajando, ¿adónde voy a llegar?", cuestionó.
Volvió sobre la medida del gobierno provincial y dijo: "Si todo está bien y todo está aprobado, ¿qué preparación para el fracaso le doy a un chico que nunca pudo fracasar ni siquiera en esto? Seguimos engordando esta idea del no fracaso nunca y todo es feliz".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog