LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

martes, 20 de noviembre de 2012

Gran festejo por el centenario del club Remeros Escandinavos


La institución con sede en Tigre celebró su 100º aniversario con una fiesta a orillas del Río Lujan, junto con socios, ex socios, familia y amigos en una noche donde la emoción y los recuerdos fueron los protagonistas estelares.

 

Del evento participaron presidentes de los distintos clubes de remo del partido, miembros de Prefectura Naval, el embajador de Dinamarca, Ole Frijs-Madsen, y representando al Municipio de Tigre el Delegado de Delta Tigre, Darwin Sánchez, y el Concejal por el Frente Todos por Tigre, Rodrigo Molinos.

 

El club, fundado el 26 de octubre de 1912, preserva las tradiciones de los países Nórdicos (Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca) y luego de 100 años continúa difundiendo estas tradiciones como así también el amor por el deporte y la vida al aire libre.

 

Las celebraciones comenzaron con un recorrido fotográfico de la historia del club para dar luego paso a un show de bailes con danzas típicas de los países escandinavos, con todo el colorido que las caracteriza.

El momento más emotivo se vivió cuando el presidente de la institución, Guillermo Troelsen, repaso los últimos años del club y recordó los difíciles momentos vividos, los apremios económicos sufridos, la venta del predio, la compra del nuevo lugar, las charlas con los socios y todo el esfuerzo realizado para que el Club de Remeros Escandinavos siga con vida.

Por su parte, el Concejal Molinos entregó una plaqueta conmemorativa en nombre del Intendente de Tigre, Sergio Massa, en reconocimiento al esfuerzo de la centenaria institución. “Son un ejemplo de lucha y amor por parte de los dirigentes y socios, que a pesar de los momentos difíciles pudieron, todos juntos, refundar y preservar sus ideales”, sostuvo Molinos.

Los festejos incluyeron show musical en vivo, cena, baile y un recontó de anécdotas y vivencias por parte de todos los presentes. Con las copas en alto se realizó el brindis, se escuchó el tradicional ¡Skål! (salud) y los aplausos se apoderaron del salón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog