LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

lunes, 28 de octubre de 2013

Discurso completo de Sergio Massa:

Muy buenas noches a todos. Esta noche quiero arrancar agradeciéndoles a los millones de bonaerenses que nos votaron, que depositaron su confianza, esperanza y sueños en nosotros. A los que sintieron que en sólo 120 días había nacido en nuestra provincia y, por qué no decirlo, para nuestro país un camino de esperanza y futuro de cara a tener lo que la política debe tener siempre, la mano extendida al ciudadano común, al ciudadano de pie, que tiene problemas y siente que tenemos las responsabilidad de buscar las soluciones. Agradecerles también a los millones de bonaerenses que fueron a votar, aunque no nos hayan votado y que le hicieron honor a la fiesta de la democracia y de la participación.
A 30 años del retorno de la democracia de la Argentina tenemos que saludar a todos aquellos que cada vez que hay una elección van por una dosis de esperanza y de  buscar en las urnas un camino que concrete esos proyectos de vida, por eso a cada uno de los que fueron a votar les decimos gracias porque ayudan a consolidar la democracia. Agradecerles a todos aquellos que a lo largo y a lo ancho de la provincia fueron fiscales, candidatos y llevaron nuestra propuesta. Sin ellos hubiera sido imposible  esta noche en la que hoy estamos festejando esta gran victoria en la provincia de Buenos Aires.
Quiero agradecerles a todos los candidatos de distintas fuerzas, pero además quiero destacar el respeto y la felicidad por habernos llamado y felicitado por el triunfo electoral a Margarita Stolbizer, a Francisco De Narváez, a Martín Insaurralde y agradecerles muy especialmente a los vecinos y compañeros, funcionarios y al intendente de Tigre, Julio Zamora porque Tigre creció fuerte.
Quiero agradecerle también a este grupo o puñado de intendentes de la provincia de Buenos Aires que tuvieron el coraje, la valentía, pero sobre todo la convicción de elegir dar un paso adelante y construir un camino a futuro. A cada uno de ellos que tuvieron la generosidad de acompañarme y ser los pilares fundamentales de la gran victoria que hoy tuvimos en la provincia de Buenos Aires.
Agradecer también a nuestros candidatos, porque nadie gana solo una elección, acá ganó un equipo que se construyó. A nuestros equipos técnicos, económico, social, referentes como Roberto Lavagna o Carlos Reutemann que nos acompañaron durante la elección y agradecerle muy especialmente a mi familia, a mis viejos, a mis hijos, a mi compañera Malena que se bancó todas y a todos aquellos que frente a la campaña sucia, frente a la descalificación y la agresión, extendieron una mano solidaria para tratar que ese mal momento se transformara en un momento que nos fortaleciera. Y quiero de todo corazón decirles algo que nos tiene que quedar a todos los que emprendimos este camino hace casi 4 meses, algo que tiene que quedar marcado a fuego y tiene que ser nuestro sendero los próximos dos años: la victoria no nos genera ningún derecho, genera trabajar con responsabilidad por aquellos que nos votaron.
Pedirles que abramos los brazos, seamos generosos, respetuosos y aceptemos la diferencia, la pluralidad y la concordia, como dice el Papa Francisco, que es la mejor forma de construir un país de iguales a pesar de las diferencias.
Venimos a decirles a cada uno de los bonaerenses y argentinos que depositan una cuota de esperanza y responsabilidad en cada uno de nosotros. Desde mañana nos vamos a romper el alma para cumplir con cada uno de los compromisos que asumimos a lo largo de la campaña, queremos también hacer un llamado a la reflexión, a toda la dirigencia y arco político, durante estos meses hablaron los dirigentes, hoy habló la gente y dio un mensaje contundente, le pedimos por favor que escuche ese mensaje, un mensaje que tiene que ver con un salto de calidad en nuestra dirigencia. Tenemos la enorme tarea de pegar a la responsabilidad la construcción cada vez más fuerte de la calidad institucional en la Argentina y sobre todo a poner un caballo adelante del carro, poner con humildad en una mesa lo mejor de cada uno de nosotros para trabajar por esos flagelos de la sociedad para que esos miles de argentinos que sienten angustia por la inseguridad y el temor por la pérdida de poder adquisitivo de la inflación, que sientan temor al perder el empleo, tengan de parte nuestra la responsabilidad de construir un camino de diálogo, propuestas y soluciones para cambiarle la vida a la gente, y que salgamos de esa lógica vulgar de pelea unos contra otros porque en definitiva somos argentinos y necesitamos que a la Argentina le vaya bien. Queremos reafirmar nuestros compromisos, vamos al Congreso y a la Legislatura Bonaerense a pelear por aquellos temas que creemos centrales para que la Argentina vaya por una senda de paz, orden y progreso, con la búsqueda que empresarios y trabajadores se sienten en una mesa para pensar la Argentina en los próximos 10 años, construir una mesa que permita que las políticas de inseguridad y drogas sean realmente políticas de Estado y no simples banderitas que flamean en campaña. Vamos al Congreso a trabajar para llevar por nuestras sendas el empleo joven y la inclusión de aquellos que más lo necesitan, por la legitimidad de carácter permanente, repetimos hoy lo mismo de siempre: aquellos logros de los ciudadanos, como las paritarias y la asignación universal, queremos que estén protegidos por ley.
Vamos al Congreso para remitirnos a cada productor agropecuario y pequeño y mediano comerciante, a trabajar para salir adelante. Quiero en ese sentido pedir que hagamos un esfuerzo en nuestra provincia, que dejemos de trabajar en propaganda y pongamos ese esfuerzo en la seguridad que es lo que necesita la gente.
Quiero decirles además que tenemos la mejor predisposición para que cada uno de aquellos que integran nuestro frente, acerquen propuestas sustentables para mejorar la calidad de vida de la gente. No tenemos egoísmo de guardar las cosas pensando en nuestro interés, hacemos política pensando en el interés más supremo, que es el del ciudadano y de esa manera seguir trabajando y construyendo nuestro frente y espacio a lo largo de los años.
Paralelo al trabajo parlamentario junto a estos intendentes y otros de distintos rincones del país, nos vamos a hacer cargo de 3 programas concretos y  en paralelo a la labor legislativa armar 3 equipos. Uno que trabaje en la desnutrición infantil para pensar en el futuro, un segundo equipo que va a trabajar en la calidad educativa, porque creemos que nuestros pibes en edad primaria necesitan una mejor educación, y un equipo con función de la experiencia, que va a aportar ideas y soluciones.
Tenemos la posibilidad de mejorar la realidad en materia de inseguridad y del tiempo en el cual se hace indispensable porque así lo votaron los bonaerenses, como con la ley de obligatoriedad de cámaras, la ley de policía comunal, pero sobre todas las cosas se hace indispensable el cambio en el código de procedimiento para que los chorros dejen de entrar por una puerta y salgan por la otra.
Lo último, con humildad y respeto, quiero convocar a todos los sectores políticos a que tengamos la capacidad de sentarnos seriamente a pensar el mañana, pero también el país en 10 años, que tengamos la humildad y cercanía con millones de argentinos de pensar que hacen falta políticas de estado, que tienen que salir de la discusión de la simple bandera para pensar en hacer políticas proyectadas en el tiempo, que le certidumbre a aquellos que quieren vivir más seguros, que quieren saber sobre el sistema educativo, o reglas para invertir, que quieren mirar un país a 2 ó 4 años y pensar que tenemos futuro.
Queremos convocar con mucha humildad a cada uno de aquellos que depositó esta enorme responsabilidad en nosotros a que construyamos aún más fuerte el sueño de creer que podemos colaborar, construir un país mejor, convocar a que sigamos alimentando el sueño de entender que el progreso, el orden, la paz y sobre todas las cosas el diálogo y la unidad de los argentinos es posible si aprendemos a respetar al otro y terminamos con la soberbia.
Queremos asumir la responsabilidad de ponernos al hombro la enorme tarea de ayudar a todos aquellos que quieran sumarse a construir la idea de hacer la puerta de entrada del siglo XXI de la Argentina y terminar con la idea de la Argentina dividida, tomarnos de la mano y que el campo y la industria sean parte de un mismo proyecto, que los empresarios y trabajadores, el campo y la ciudad, también sean parte del mismo proyecto porque el objetivo es celebrar entre todos la bandera celeste y blanca.
Queremos convocar a aquellos que sientan que la elección de hoy fue de un camino y mandato, que defendamos con firmeza, uñas y dientes lo que votó la gente, porque tenemos la responsabilidad de no decepcionar a nadie y hacer ley millones y millones de votos.
Quiero también decirles que convocamos a todos a tener la enorme capacidad de entender que el que está pensando distinto, está planteando de buena fe lo que siente, lo que piensa. Esa persona no es un enemigo, es simplemente alguien que piensa distinto, por eso quiero en esta noche tan especial -que somos depositarios de millones de sueños, esperanzas y proyectos de Argentina y que pusieron su responsabilidad a nuestra espalda- a que tengamos la capacidad de abrir los brazos sin preguntar de dónde viene, tomarnos de nuestra mano y caminar por el futuro.
Gracias por la confianza y el respaldo. Vamos a trabajar para cumplir los millones de sueños. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog