LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

miércoles, 29 de mayo de 2013

Avance favorable entre el Municipio y autoridades de Medio Ambiente de la Provincia, sobre la “Ley de Bosques” en el Delta


En el cónclave, el OPDS anunció como quedaría el nuevo mapa de bosques nativos del Delta de San Fernando. Se redujo casi un 80 % respecto del original que ponía en serios riesgos el futuro productivo de la Segunda y Tercera sección de Islas. El próximo paso será reunirse con productores, enseñarles el nuevo mapa estadístico y elaborar un documento para darle pronta sanción a la ley, que se encuentra en instancias previas.

Funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente y Salud Pública de San Fernando mantuvieron una reunión de trabajo con el Director Provincial de Recursos Humanos en el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Germán Larrán, y su equipo, quienes actualizaron al Municipio sobre los avances de la “Ley de Bosques”, que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental. En un nuevo mapa de bosques nativos, se presenta una reducción del 80% en las zonas donde no se podía producir. Las mismas, señalizadas con "puntos rojos", son los lugares donde hay forestación nativa y, por ende, no se pueden desarrollar emprendimientos propios como la forestación habitual que se hace en el Delta.

“La participación fue realmente muy importante para nosotros, ya que nos nutre de conocimientos. Creo que el OPDS ha podido volcar en este último ensayo, estadísticas más cercanas a lo que realmente sucede en el territorio, a diferencia del primer mapeo original presentado hace casi 3 que marcaba casi todo el bajo Delta con grandes territorios pintados de rojo. Esto significaba un gran problema para los productores del Delta, debido a las limitaciones que suponía”, sostuvo Gabriel Tato, el Director de Medio Ambiente, presente en la reunión que, especialmente, trató sobre cómo quedó el nuevo reordenamiento territorial o “mapa de bosques”  respecto a los puntos rojos, que hablan de bosques autóctonos y que limitarían el sistema productivo del Delta. “Es necesario desde la forestación que se siga plantando, que se siga consolidando un Delta productivo y para eso es necesario, inevitablemente, los subsidios que bajan desde la Nación”, agregó el funcionario.
“Afortunadamente, han recapacitado. El OPDS, luego de varias reuniones y trabajos en territorio, ha efectuado un ajuste sustancial y el mapa se redujo considerablemente casi un 80%. Hoy tenemos una herramienta que nos da conocimientos para próximamente juntarnos con todos los productores de la Segunda y Tercera Sección, exponer los avances de este proyecto de ley y poder lograr un consenso entre los Municipios y los productores para presionar los suficiente para que esta ley se sancione o para hacerle las modificaciones necesarias para que cubra las expectativas de la producción”, festejó Tato, sobre los nuevos avances y en alusión a la Ley de Bosques que actualmente está en la instancia previa a la sesión de aprobación.

La disminución del porcentaje de los puntos rojos a los que hace referencia el funcionario, tiene una relación directa con el crecimiento de la producción en el sector insular. “Hoy necesitamos que esta ley se sancione para que pronto los productores comiencen a cobrar sus subsidios y se les dé, de una buena vez por todas, lo que tanto el Municipio, la Provincia y la Nación están pidiendo al territorio del Delta bonaerense: que se convierta en una zona productiva especialmente desde lo maderero”, enfatizó, Tato. Vale aclarar, que desde el año 2010 todos los subsidios a la producción forestal del Delta están frenados y seguirán así hasta que no salga la aprobación de la Ley de Bosques, una ley impulsada desde el 2007 y que es
tablece un régimen de fomento y criterios para la distribución de fondos por los servicios ambientales que brindan los bosques nativos.
“La idea es lograr un consenso, poner este último mapeo y, si estamos de acuerdo entre los productores y el Municipio, impulsar la pronta aprobación. Esto significaría que una cantidad importante de productores volverían a cobrar estos subsidios que no son menores, son casi de 7000 pesos por año por hectárea de álamo plantada, habría una cantidad muy grande de productores que se verían muy beneficiados”, expresó el funcionario.

"Es necesario que el Delta conserve su perfil productivo, es más, que se profundice siempre dentro de un marco de sustentabilidad ambiental. La producción forestal hoy ocupa un lugar muy importante para los isleños y para el sistema productivo de la Provincia y la Nación.  Además, existen muchas producciones como la mimbrera, la fruticultura e incluso la apicultura que son vitales hoy para la economía familiar del isleño. Es por eso, que es vital que este proyecto de ley del OPDS se ajuste a la realidad territorial, y una vez ajustado se sancione con suma urgencia. Desde el año 2010 los productores forestales no cobran los subsidios para la plantación, y no lo van a cobrar hasta tanto se sancione la ley en cuestión”, desarrolló Tato.
La producción más fuerte, importante y representativa del Delta es la forestación, ya sea forestación de álamos o  sauces. A su vez, en la segunda sección, en la zona de transición, ya hay un ejercicio fuerte y consolidado de producción mixta donde se comparte territorio entre la forestación y el ganado vacuno.

La reunión tuvo lugar en el Salón Blanco del Palacio Municipal, sito en la calle Madero 1218, y también formaron parte del encuentro la Secretaria interina de Medio Ambiente y Salud Pública, Alicia Aparicio, y el Subsecretario de Salud Pública, Omar Maresca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog