LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

jueves, 1 de noviembre de 2012

La vida del narco colombiano en Argentina: tenía cinco domicilios y vivía custodiado

Alternaba entre una casa en Nordelta y otras cuatro en campos y countries de la zona Norte. Habría entrado al país con un pasaporte venezolano falso.

El colombiano Henry de Jesús López Londoño, detenido ayer en Pilar acusado de ser un jefe narco en su país, había ingresado a la Argentina a fines de 2011 con documentación falsa junto a su esposa y su hijo, se movía con al menos diez personas de custodia y vivía en Nordelta y en otras cuatro casas en campos y countries de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Bajo un fuerte operativo de seguridad que incluyó un helicóptero, decenas de efectivos de grupos especiales, tres camionetas, seis automóviles y 10 motocicletas; el sindicado jefe del cartel "Los Urabeños" fue llevado esposado, con chaleco antibalas y rodeado por personal de la Policía Federal desde la alcaidía de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal a los tribunales federales de Retiro, donde fue indagado por el juez Sebastián Ramos.
López Londoño (41) fue detenido ayer cuando llegaba al restaurante "Fettuccine Mario", ubicado en la calle San Martín y la ruta 8, en Pilar, para realizar una reserva para cenar a la noche junto a su esposa, su hijo y algunas personas de su círculo íntimo. Según las fuentes, al momento de la detención estaba acompañado por su mujer y por varios custodios.
La cartera de Seguridad se enteró de la estadía de López Lodoño en la Argentina hace tres meses, durante una visita de autoridades de la Policía de Colombia. En ese entonces, aseguraron que el sindicado jefe narco se había instalado en la zona de Nordelta.
"Ellos no sabían el lugar exacto en el que se alojaba pero sí la zona, por lo que realizamos un trabajo de cooperación con personal de la Secretaría de Inteligencia (SI) que logró determinar dónde era que estaba refugiado", dijo a la agencia de noticias Télam Nilda Garré
El colombiano había ingresado al país junto a su esposa y un hijo a fines del año pasado, mediante la utilización de un pasaporte venezolano apócrifo. Dicen que tenía siete pasaportes de distintos países: Colombia, Argentina, Venezuela, Ecuador, Uruguay, México y Paraguay. Y creen que el hombre (conocido con el seudónimo de "Mi sangre") se refugió en la Argentina cuando su foto apareció en la lista de los narcotraficantes más buscados de Colombia.
"Vivía con su mujer y su hijo, pero en lugares separados por una cuestión de contrainteligencia. Ella vivía en Nordelta y él tenía otras casas en countries y en campos o chacras, a las que iba viviendo semanas tras semanas, también por una cuestión de contrainteligencia", dijo Sergio Berni.
Además, el funcionario aclaró que el colombiano apresado tenía un importante personal de custodios y "antecedente paramilitar en Colombia del año 2003, porque además de luchar contra la (guerrilla) FARC, tenía la función de cuidar las rutas del narco para ser destinada (la droga) afuera del país".
También confirmó que hay un pedido de captura internacional por parte de los Estados Unidos y que a partir de ahora una de las opciones es que el juez Ramos decrete su extradición a Washington.
En tanto, el sitio web del diario El Tiempo, de Colombia, aseguraba este mediodía que López Londoño vivía escoltado por unos diez custodios y que se movilizaba con automóviles y camionetas de alta gama.
Precisamente, según esa publicación, los dispositivos de seguimiento satelital instalados en esos vehículos fueron los que aportaron datos "claves" para establecer los movimientos del sindicado jefe narco y facilitaron a los investigadores la detención.
"Mi Sangre" está acusado de integrar Los Urabeños, una organización de paramilitares vinculada al narcotráfico y considerada entre las más peligrosas de Colombia, junto a Los Rastrojos, el Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo y las Aguilas Negras.
Habría actuado en las regiones de Antioquia y del Golfo de Urabá, próxima a la frontera norte de Colombia, en el desarrollo de rutas internacionales de tráfico de cocaína hacia Panamá y Venezuela, según fuentes policiales.
Anoche estuvo en los calabozos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, en la avenida Belgrano, a metros del Departamento Central. López Londoño es el jefe del cartel Los Urabeños, y está sospechado de haber enviado toneladas de cocaína a la Argentina.
En forma paralela, ahora la Justicia bonaerense investiga si el colombiano fue quien ordenó ejecutar a los dos ciudadanos de su país asesinados en 2008 en el shopping Unicenter de Martínez y si proveyó cocaína a los hermanos Juliá en el caso del "narcojet".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog