LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

lunes, 19 de octubre de 2015

Las empresas deberán pedir permiso para publicar ofertas

El secretario de Comercio, Augusto Costa, creó el Sistema de Fiscalización de Rótulos y/o Etiquetas (FDR), con el objetivo de detectar irregularidades en la presentación de los productos. Alcanzará a los productos de los rubros de alimentos, bebidas, alimentos bebibles, perfumería, aseo, cuidado personal y limpieza doméstica que se comercialicen en el país.

Todos los rótulos y etiquetas de los productos alcanzados por el Sistema deberán someterse de forma obligatoria a un procedimiento de fiscalización ante la Dirección de Lealtad Comercial, con carácter previo a su comercialización. Es decir que deberán pedir autorización para lanzar novedades.

Se analizará la información recabada y la muestra del rótulo o etiqueta del producto y verificará el cumplimiento de la normativa vigente, "a fin de evitar que la información contenida en el mismo pueda llevar a error, engaño o confusión en el consumidor acerca de las cualidades, composición, materias primas y aditivos, unidad de medida o cantidad, precio y eventuales recaudos o efectos adversos", agrega la resolución 420/2015 publicada en el Boletín Oficial.

La normativa indican que se van a "extremar los cuidados" en la fiscalización de los rótulos y etiquetas de dichos productos, en la medida en que la información allí contenida "resulta esencial para la decisión del consumidor emparentada con hábitos alimenticios, eventuales contraindicaciones o prohibiciones médicas particulares", o bien, "preferencias en el consumo basadas en posibles efectos beneficiosos para la salud".

Esta iniciativa está justificada "en orden a la protección de los intereses económicos de los consumidores", en aquellos casos en que las diversas presentaciones hacen mención explícita a cualidades o características destacadas del producto, ofertas o rebajas económicas que resultan habitualmente esenciales para la elección del consumidor.

Por consiguiente, señala Comercio, "quienes ofrezcan bienes del mismo tipo con diversas presentaciones comerciales –en las cuales los consumidores puedan ser inducidos a error o confusión al ver dificultada la comparación de sus características constitutivas, pesos o medidas y precios– deberán, en forma destacada y fácilmente visible, indicar la diferencia de producto del que se trata respecto de un producto elegido como referencia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario:

Archivo del blog