LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

martes, 4 de diciembre de 2012

Se controló exitosamente un escape tóxico en Carupá


Autoridades municipales y cuerpos de la Provincia de Buenos Aires impidieron que un derrame de amoníaco se convirtiera en un desastre ambiental. Después de haber controlado la pérdida y atendido a cinco personas cuya salud fue afectada, la empresa donde se originó el accidente fue clausurada por irregularidades en su documentación.

La Dirección de Medio Ambiente, Zoonosis y Fiscalización Sanitaria, en conjunto con Defensa Civil, los Bomberos Voluntarios de San Fernando y el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible), neutralizaron un escape de amoníaco en una empresa de transporte de pescados de Carupá. El derrame tóxico representaba un serio riesgo para la salud de los vecinos del barrio y los trabajadores de la planta, así como un peligro de contaminación medioambiental.

El rápido accionar de las autoridades sanfernandinas permitió contener la pérdida y atender a cinco personas damnificadas con personal médico que se movilizó a la zona del accidente. Después de una hora de hora de controles, los afectados fueron dados de alta.

“Nos hicimos presentes a través de un llamado de emergencia a los Bomberos. En primer lugar organizamos la evacuación y contuvimos el derrame, luego pedimos la documentación inherente a esta actividad y constatamos que se encontraba vencida, por lo que se realizaron las contravenciones correspondientes y  posteriormente, la clausura”, comentó Gabriel Tato, Director de Medio Ambiente, Zoonosis y Fiscalización Sanitaria. “El local estará cerrado hasta que presente nueva documentación y se encuentre en condiciones de volver a ser habilitado”, explicó.
  
El amoníaco es una sustancia que, en estado líquido, se volatiliza fácilmente. Los gases que libera pueden provocar graves irritaciones y deficiencias pulmonares que podrían provocar la muerte si la concentración es alta. También es un factor de peligro si se mezcla con fuentes naturales de agua, ya que perjudica la distribución del oxigeno para plantas y animales.

Cada vez que sucede un inconveniente con derrames químicos, la Dirección convoca a la Policía Ecológica de la Provincia de Buenos Aires, al OPDS, a Defensa Civil y a los Bomberos. De esta manera, forma un equipo técnico multidisciplinario para responder en forma inmediata y resolver el problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog