LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

jueves, 1 de noviembre de 2012

El capo narco colombiano se hizo implantes capilares y cirugías en la cara. Una de sus residencias era en Tigre en el countrie Nordelta

Henry de Jesús López Londoño se modificó su fisonomía para despistar a la policía. Tenía pasaportes de distintos países y cinco domicilios distintos en Buenos Aires. Es el cabecilla de Los Urabeños, un cartel que cuenta con un ejército de 2 mil hombres armados. Lo apodan "Mi Sangre". Fue apresado anoche en un restaurante, junto a ocho hombres de seguridad, en Pilar.

Henry de Jesús López Londoño, el capo narco colombiano de 41 años que fue detenido anoche en un restaurante de Pilar, modificó su fisonomía para despistar a la policía con implantes capilares y cirugías en su rostro, informaron fuentes del caso.
Además, se supo que tenía pasaportes de distintos países y cinco domicilios distintos en Buenos Aires.
Según la versión oficial, había ingresado al país a fines del año pasado con un pasaporte falso emitido en Venezuela junto a su esposa y su hijo, se movía con al menos ocho personas de custodia y vivía en diferentes casas, una de ellas en Nordelta, donde residía su esposa, Jeanneth Valencia, y en otras cuatro viviendas ubicadas en campos y countries de la zona norte.
En el operativo que posibilitó su detención, colaboró la Dirección General de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia, que actuó bajo las órdenes de la policía colombiana.
Los voceros dijeron que tanto el jefe narco como su custodia "se movían en distintos vehículos que habían sido marcados y estaban siendo monitoreados", uno de ellos patente JBB452 que era el que usaba en el momento en que fue detenido.
De esa manera pudieron determinar su paradero cuando se encontraba en el exclusivo restaurante "Fetuccine Mario", ubicado en San Martín 299 y Ruta 8. Cuando lo apresaron estaba junto a su esposa y ocho hombres que lo custodiaban.
La ministra de Seguridad Nilda Garré aseguró que tres meses atrás recibió la visita de autoridades de la Policía de Colombia que le aseguraron que el sindicado jefe narco se había instalado en el país, y le aportaron datos de inteligencia que aseguraban que se hallaba en la zona de Nordelta.
"Ellos no sabían el lugar exacto en el que se alojaba pero sí la zona, por lo que realizamos un trabajo de cooperación con personal de la Secretaría de Inteligencia (SI) que logró determinar dónde era que estaba refugiado", dijo la ministra.
"La captura de este hombre es estratégica para continuar con la lucha contra el narcotráfico", dijo la titular de la cartera de Seguridad.
En tanto, Berni explicó en una rueda de prensa que el colombiano había ingresado al país junto a su esposa y un hijo a fines del año pasado, mediante la utilización de pasaportes apócrifos.
"Vivía con su mujer y su hijo, pero en lugares separados por una cuestión de contrainteligencia. Ella vivía en Nordelta y él tenía otras casas en countries y en campos o chacras, a las que iba viviendo semanas tras semanas, también por una cuestión de contrainteligencia", dijo el funcionario.
Además, aclaró que el colombiano apresado tenía un importante personal de custodios, que tiene "un antecedente paramilitar en Colombia del año 2003", y que "se había movido por toda Sudamérica y no había podido ser capturado".
Según publicó el sitio elcolombiano.com, López Londoño se habría refugiado en Argentina desde principio de este año, cuando su rostro apareció en la lista de los presuntos narcotraficantes más buscados de Colombia.
De acuerdo con los datos obtenidos, el capo narco tenía siete pasaportes de distintos países: Colombia, Argentina, Venezuela, Ecuador, Uruguay, México y Paraguay.
En Buenos Aires, tenía cinco inmuebles, entre los que solía moverse usando vehículos blindados de alta gama, siempre acompañado por un sujeto conocido como "Jorge", jefe de su esquema de seguridad.
Según las fuentes, López Londoño es el jefe del cartel Los Urabeños, y está sospechado de haber enviado cincuenta toneladas de cocaína a nuestro país.
El detenido, es considerado un hombre de extrema peligrosidad. Formó parte de la temible oficina de Cobro de Envigado donde se convirtió, según las fuentes, en un lugarteniente de Diego Murillo, alias "Don Berna".
Con el tiempo se hizo fuerte en "Los Urabeños", un poderoso cartel que cuenta con un ejército de cerca de 2 mil hombres armados.
El cartel está considerado uno de las cuatro grupos mafiosos más fuertes de Colombia junto con Los Rastrojos, el Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (ERPAC) y las Águilas Negras.
La pista sobre su estadía en Argentina comenzó a fortalecerse en mayo pasado a partir de la detención de Edison Gómez Molina, alias "el Contador", el "testaferro" que presuntamente maneja las cuentas, bienes y transacciones de "Mi Sangre".
Sobre el tema, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció "a las autoridades argentinas" por haber colaborado en la detención y a través de su cuenta de Twitter, el mandatario expresó: "Felicitamos a @PoliciaColombia y agradecemos a autoridades de Argentina por captura de alias "Mi Sangre". Otro golpe a bacrim y al narcotráfico".
Según los organismos de inteligencia colombianos “Mi Sangre”, que en estos momentos se encuentra en la Superintendencia de Drogas, figuraba en la lista de los narcotraficantes más buscados de Colombia y también era solicitado por la DEA de los Estados Unidos, con quien supuestamente estaba negociando su entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog