LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

viernes, 26 de octubre de 2012

Massa disertó sobre Seguridad Ciudadana y Bien Común en la UCA

En el marco de las 1eras. Jornadas Universitarias “Políticas Públicas, Justicia y Bien Común”, organizadas por el Centro de Graduados de Derecho de la Universidad Católica Argentina, el intendente de Tigre, Sergio Massa, brindó una conferencia abordando como eje principal la Seguridad Ciudadana. Además, la Universidad le entregó el Premio a la mejor gestión de políticas públicas 2012. 

En las instalaciones de la Universidad Católica Argentina (UCA), el jefe comunal de Tigre, Sergio Massa, llevó a cabo una disertación en la cual los ejes estuvieron enfocados en políticas de seguridad y Bien Común.
Al respecto, Massa, explicó: “Cuando uno analiza la organización jurídico institucional de la Argentina, no son los municipios quienes debieran ocuparse de la seguridad. La seguridad es una función de las provincias y del Estado federal, no municipal. La provincia de Bs As, desde el punto de vista del Estado y facultades centralizadas, es un estado viejo que tiene leyes todavía vigentes de hace 30 o 40 años; y desde el punto de vista de seguridad de los municipios, es una organización que no se corresponde con la realidad. Por eso mismo, desde el punto de vista jurídico, tendríamos que partir de qué tributa un municipio. Esa organización no tiene nada que ver con la realidad de hoy, porque el crecimiento poblacional en la mayoría de las ciudades de la provincia de Bs. As en los últimos 10 años hace que sea imposible desde un estado centralizado prestar servicio, en materia de seguridad, control de trasporte y así se podría mencionar más tareas que hoy están en teoría como responsabilidad de la provincia, pero que en la práctica no lo están y entonces o alguien cubre ese vacío, o ese vacío genera un enorme nivel de insatisfacción y demanda ciudadana, que terminan pagando en cadena todos; y no nos podemos hacer los distraídos ante esto”.
“La seguridad tiene dos patas. Una primera pata que para nosotros se divide en dos, el marco de la seguridad en cuanto a la tarea de prevención y al de control de la seguridad. En el marco de prevención, entendemos el rol de los municipios, de la policía comunal, que es la que estamos pidiendo, sobre todas las fuerzas y la emergencia de una manera coordinada. Y la seguridad como parte de la tarea de la policía de la provincia. Luego viene una segunda etapa sobre el delito producido; y ahí si entra a jugar, a nuestro entender, el rol de que el fiscal es un policía judicial, que es una discusión actual; y el rol de los jueces buscando la sanción”.
“En marzo de 2008 planteamos un Sistema de Protección Ciudadana que tiene varias patas. Una primera, planteada en función de lo que es toda la fuerza de seguridad, vinculada en un centro de comando único, que tiene hoy 800 cámaras y 300 operadores que trabajan las 24 horas del día, en turnos de grupos de 100, que siempre están rotando. Con esto coordinamos el Sistema de Emergencias Tigre, el Sistema de Bomberos, el Sistema de Defensa Civil y las fuerzas de seguridad, ya que estamos convencidos que la prevención es una responsabilidad de los municipios”.
“Cuando nos juntamos un grupo de intendentes a plantear la necesidad de que se liquide sobre la policía municipal, lo planteamos porque es imposible pretender que el mismo policía que tiene que hacer la cuadrícula al patrullaje, sea el mismo que el que tiene que hacer la persecución de los piratas del asfalto o el mismo que tiene que intervenir en un conflicto de tránsito por un choque, porque además lo que ha pasado en los últimos años es que nadie quiere ser policía; entonces la policía de proximidad no es sólo una herramienta de reclutamiento para el policía, sino también es una herramienta para volver a la lógica del que me cuida me conoce, pero al que me cuida lo conozco”.
“Otro de los problemas de nuestra sociedad es la desconfianza a la hora de denunciar o articular la denuncia frente a la policía, que en muchos casos ha perdido la confianza. Apostamos a la descentralización de la justicia; y en ese sentido firmamos un acuerdo con la fiscalía general de San Isidro que uno permite tener el lugar dónde la gente puede denunciar, que no es la comisaría, es la fiscalía. Cada localidad de Tigre tiene su propia fiscalía, y además apuntalamos la creación de dos fiscalías específicas. Una que tiene que ver con la violencia de género, y otra que tiene que ver con el combate de la comercialización de estupefacientes, porque en realidad otro problema es saber quién es la víctima y quién el victimario. Un chico que consume es un chico en peligro, no es un chico peligroso. Y la sociedad, por esta lógica de plantear el problema sin buscarle una solución, termina estigmatizando a los chicos como peligrosos, cuando en realidad los peligrosos son los que le venden droga”.
“En la lógica de la descentralización, que es global, entendemos que no hay posibilidad, aún en nuestro territorio, de tener éxito en las políticas públicas si no hay capitalidad. Y en la sociedad en la que vivimos de la única manera que se logra capitalidad con la política pública es usando la tecnología”.
“Armamos un programa que acompaña la política de cámaras, Alerta Tigre. Queremos que el vecino sienta que el municipio está involucrado en dar respuesta; y eso viene acompañado de herramientas tecnológicas de uso en la prevención. Hoy todas las líneas de transporte local tienen su botón de pánico, al igual que los transportes escolares, ambulancias, colegios y 12.000 familias en sus casas”.
“En violencia de género y familiar también hay un botón de pánico. Un dispositivo que transmite con gps, el lugar dónde la persona está viviendo una situación dramática, y que además graba el momento en que está sucediendo el conflicto; y se emite al Centro de Operaciones. Si no generamos herramientas, lo que termina pasando es la vulneración permanente de los derechos de las víctimas, no sólo por agresión, sino también por la situación, desde el punto de vista psicológico que le toca vivir a cada uno. Por eso mismo, La comunicación es fundamental, pero no es toda la fuerza. Articulamos un sistema de conexión online con la jefatura departamental de policía, el destacamento de gendarmería y la prefectura”
“Es clave crear sistemas de comunicación para poder dar respuesta inmediata al ciudadano. Además venimos incorporando otras cosas, aprovechamos los sistemas LaPos para la conexión de los comercios y centros comerciales, pero sobre todo tratamos de integrar”.
“Para brindar protección ciudadana, no alcanza con la gendarmería, prefectura, policía de la provincia, cámaras y fiscalías, hagamos la inversión que hagamos. Nuestro municipio invierte este año en 110 millones de pesos en seguridad, ese número es más importante en términos de inversión, que el número que invierte el gobierno de la provincia de Buenos Aires en seguridad para nuestro municipio; y tiene que ver con que no hay bienes ni personas que puedan garantizar calidad de vida y tranquilidad, tengan el ingreso que tengan, si viven en un lugar inseguro”.
“Venimos planteando este tema como prioritrario, involucrándonos en las políticas públicas. Algunos lo comparten y otros no. Algunos llegan a la discusión económica diciendo que quieren la policía municipal, pero con la condición de que les den la plata. Y yo lo primero que quiero es que me den la ley; y después discutimos los recursos. Si no tengo marco nomativo es imposible que discutamos de dónde salen los recursos para financiar esa policía que se pueda armar”.
“Cuando un dirigente político habla de seguridad, lo plantean como una cuestión de izquierda o de derecha, o de mano dura o garantismos. Y en realidad, creo que tenemos en esa discusión una demostración de la incapacidad de la política para resolver un problema. Porque es mentira que la seguridad es un problema de los sectores con mayores ingresos, en mi distrito el 36% de la superficie son urbanizaciones especiales o emprendimientos industriales. Quien más sufre la inseguridad es el que a las cinco de la mañana se levanta para ir a trabajar o estudiar, y tiene que ir a tomar el tren o el colectivo y le roban en el camino o en la parada”.
“Quien más sufre la inseguridad es aquel que no tiene herramientas para solucionarse el problema por sí mismo. Entonces ahí surgen contradicciones y nace la impotencia, porque en realidad un gobernante muestra cuanta voluntad, vocación o decisión tiene para resolver un problema de una sola manera. No por lo que dice, deja comunicar a su equipo o comunica desde la gestión, los gobernantes hablan por el presupuesto, que es el que describe cuáles son las prioridades en políticas públicas”.
“No se puede hablar de cuan bien quiero que esté la gente, si no le presto atención a lo elemental, que es que puedan ir a la plaza, a trabajar o comprar con tranquilidad. La diferencia en invertir o no en seguridad, es la diferencia entre vivir tranquilo o intranquilo; y la diferencia entre asignar o no asignar recursos, tiene que ver con cuánto valor le damos a la vida. Nosotros tenemos una mirada en la cual no hacemos discusión, ni política electoral, partidaria o ideológica, tenemos que entender que la seguridad, la educación, la justicia y la salud pública deben ser políticas de estado, y que no importa quien gobierne, deben tener una continuidad porque hacen la diferencia entre tener o no tener calidad de vida”, finalizó Massa.
Luego de su disertación, el jefe comunal respondió preguntas a los presentes; y posteriormente fue distinguido por el representante de las comisión de graduados de la Facultad de Derecho de la UCA, Daniel Villa, como la mejor gestión de políticas públicas 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog