LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Las cuatro víctimas fatales de Nordelta estaban alcoholizadas

Así lo revelan los análisis de sangre que les hicieron a los jóvenes que iba a bordo del auto que se cayó dentro de un lago. Habían tomado entre el triple y el cuádruple de lo permitido para conducir

Los cuatro jóvenes que el 19 de octubre murieron ahogados al accidentarse y caer el auto en el que se movilizaban a un lago interno del complejo de countries Nordelta, en el partido de Tigre, estaban alcoholizados, informaron fuentes judiciales. Los resultados del análisis de sangre de las cuatro víctimas determinaron que Alexis Fraccia (26), Darío Fassano (22), Sebastián Cabirta (22) y Eduardo Cabirta (25), tenían entre 1,6 y 2,09 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que significa que tomaron entre el triple y el cuádruple de lo permitido para conducir que es de 0,5.

El peritaje llegó en las últimas horas al despacho del fiscal de Benavídez a cargo del caso, Gonzalo Aquino, quien, según fuentes judiciales, ya se encamina a archivar la causa como un cuádruple homicidio culposo accidental. "Todo indica que la tragedia fue causada por un cocktail mortal entre alcohol y velocidad en el que los chicos son los únicos responsables", dijo a Télam una fuente judicial. Las autopsias ya habían revelado que los cuatro murieron ahogados al no poder salir a tiempo del habitáculo del auto Volkswagen CrossFox que cayó al lago. Las fuentes explicaron que la confirmación de que los cuatro jóvenes estaban alcoholizados es uno de los factores que pudieron haber contribuido a que ninguno lograra salir con vida. La tragedia ocurrió a las 6 del 19 de octubre último, cuando el CrossFox negro en el que viajaban las víctimas perdió el control y terminó hundiéndose en uno de los lagos del barrio Cabos del Lago. El accidente se produjo en la avenida De Los Lagos que une la docena de barrios privados que integran el complejo, tiene dos carriles de cada mano, un cantero central que las divide y la velocidad máxima permitida es de 60 kilómetros por hora. Para terminar en el agua, el auto pasó un boulevard que separa los carriles, cruzó en diagonal la mano contraria, pasó una barranca, arrancó al menos dos arbustos y cayó al lago, en un sector donde hay 12 metros de profundidad. Fraccia, Fassano y los primos Cabirta habían estado esa madrugada en una fiesta en el pub Downtown Matías de la zona comercial de Nordelta. Las víctimas vivían en San Martín y eran visitantes frecuentes de Nordelta porque allí vive uno de sus amigos, y por eso el vehículo tenía permiso para ingresar al country

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog