LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

viernes, 16 de enero de 2009

"Hombre al Agua": la sorpresa del verano desde Tigre en Benavidez

Eugenio y Sebastián Weinbaum hablan de los objetivos de este programa que se produce aquí, se vendió a más de diez países y cuya meta es básicamente el entretenimiento
Ellos casi siempre son la excepción a la regla en la televisión. Los hermanos Eugenio y Sebastián Weinbaum, conocidos por su clásico ciclo MDQ que rompió con los formatos de programas de viajes, diversión y deportes extremos, ahora se los ve al frente de Hombre al Agua, la fuerte apuesta de Canal 13 los lunes a las 23, que debutó con 19 puntos de rating convirtiéndose en el programa más visto ese día. Pero este nuevo estatus no los cambia para nada, es más, para ellos otra es la definición de rating: "El abrazo de la gente cuando nos ve y siempre tirando buena onda. Este es nuestro capital y que nos abran las puertas sin pedir audiencia". Lejos de ser arrogantes, los hermanos despliegan toda su simpatía y entre chiste va y chiste viene durante la nota quieren dejar en claro quiénes son y de dónde vienen: "Hombre... en realidad es un desformato. El ciclo se produce en nuestro país y se vendió a más de diez países y en todos ellos no hay conductores, sólo una voz en off o un hombre con traje que de vez en cuando dice algo. En Argentina nos convocaron a nosotros, por eso digo que es un desformato. Porque estamos nosotros que no somos personas de la televisión. Es más, cuando éramos chicos veníamos de una familia humilde y si comíamos era porque nos fiaban", sostuvo Eugenio, el más verborrágico de los dos. El ciclo sale en vivo y en directo aunque salen algunas partes grabadas, como las pruebas que sólo se pueden hacer con la luz del día: "Imaginate el cambio para nosotros que venimos de MDQ. Nosotros grabamos con una camarita más vieja de las que hoy se usan para las fiestas sociales. Sin exagerar lo decimos, estamos en el parque de pruebas extremas más grande de todo el planeta televisado. Nos sentimos como en Disney, se necesitó más de tres millones de dólares para su construcción en un predio de Benavídez y para el cual trabajan 350 personas entre productores y técnicos", sostuvo como un nene más su hermano Sebastián, quien está a punto de convertirse en padre. PURO ENTRETENIMIENTO Si las críticas de los especialistas del formato arrecian, por las dudas, Eugenio se ataja de posibles "palazos", vaya la redundancia porque en el parque acuático justamente lo que abundan son los palos y las caídas de sus 18 participantes en cada noche que compiten por el premio mayor de 100.000 pesos: "Se trata de un programa ciento por ciento de entretenimiento, que nada tiene que envidiar a las producciones de las grandes productoras de televisión en el mundo. Ahora si quieren buscar contenido acá no lo van a tener. En todo caso que acudan a Shakespeare". Cuando les llegó la propuesta los hermanos no la aceptaron de inmediato. Incluso para convencerlos, la productora Endemol Argentina les envió un video de lo que se grababa para el exterior: "Nosotros en la vida somos muy sinceros con lo que hacemos. No somos más que nadie, pero no nos subimos a cualquier ola. No hacemos propaganda y eso que nos han ofrecido, sino que simplemente creemos en los productos. Nosotros siempre buscamos estar tranquilos y convencidos de lo que hacemos, porque creemos que el producto así se va a ver mejor. Y aceptamos porque tanto la diversión y el deporte extremo nosotros lo llevamos en el alma. La espina dorsal no es tan diferente a MDQ, aunque este programa te deja algo con los viajes y el conocimiento de las culturas más exóticas", señaló Eugenio, padre de tres hijos. Respecto de la conducción, los dos hermanos reconocieron que no recibieron órdenes específicas: "Acá se hace lo que salga, pero tenemos el límite del morbo. Algunos concursantes se lesionan y no se explota la situación de manera amarilla, sino que se lo acompaña". Tanto Eugenio como Sebastián no abandonan el espíritu de barrio: "Nosotros venimos de abajo. Peleamos el día a día. Que nadie crea que porque estamos en la tele te pagan fortuna. Por lo menos eso no nos llegó ahora. Y siempre conservamos una frase de un amigo surfeador mexicano que conocimos por MDQ y que practica el deporte con una sola pierna porque perdió la otra y que nosotros le dijimos que su actitud nos deja una enseñanza. Y él nos contestó con la frase: 'Lo imposible está en la mente de los humanos'. Mirá nosotros a dónde llegamos con una camarita de MDQ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog