LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

miércoles, 20 de febrero de 2008

Y tras cartón, sacaron el tren blanco

En sintonía con las políticas impulsadas desde el gobierno porteño, el 28 de diciembre del año pasado la empresa TBA sacó de servicio el Tren Blanco, utilizado por más de mil cartoneros para transportar lo que recolectaban en cada día de trabajo. Los trabajadores abonaban por el uso del ferrocarril. Desde entonces, las soluciones son meros parches, que no siempre llegan. El ejecutivo dispuso camiones para trasladar los cartoneros que, sin embargo, no garantizan el efectivo traslado de los mismos. Cientos de familias cartoneras acampan en parques y plazas porteñas exigiendo que se cumplan las decisiones judiciales, que intentaron a la empresa a que restituya el servicio. Prensa De Frente conversó con Marcelo Sosa, delegado de los cartoneros en el acampe de Pampa y La vía. -¿Hace cuánto que están acampando acá? -Hace más de 45 días. TBA cortó el Tren Blanco porque decían que no querían un cromañon rodante. A nosotros nos parece claramente que fue una excusa, pero lo cierto es que desde que interrumpieron el servicio la única alternativa que nos dejaron fue la de los camiones y como realmente no nos sirve, vinimos a acampar a las plaza para reclamar que vuelva el Tren. Al principio éramos pocos, pero después se unió la gente que el gobierno de Macri desalojó, por ejemplo de Plaza Noruega. El gobierno prometió reactivar sus trabajos y les fallaron con los camiones. Hoy están acá y comparten todo con nosotros. -¿Por qué hay un rechazo con el tema de los camiones? -En principio quienes participamos de la mesa de negociaciones con el gobierno sabíamos que esto iba a pasar, no había garantía con los camiones, era un arreglo provisorio, por eso estamos en contra. Después, es una cuestión sencilla: en el tren nosotros viajábamos junto a los cartones y a todo lo que habíamos conseguido en el día. En los camiones, uno deja las cosas y se toma el tren, entonces a veces llegamos y los cartones no están porque se retrasó el camión, o faltan cosas, en fin, estamos trabajando mucho menos hoy en día. Y la gente no lo va a aceptar, no se va a acoplar nunca porque no es organizado. Con el Tren Blanco tuvimos trabajo permanente, durante 7 años, con el camión garantizaron sólo tres meses. No va a haber acople. -¿Cómo es la relación con los vecinos? -Al principio se cruzaban la calle y circulaban por la plaza que tenemos enfrente. Hoy pasan por nuestra vereda y algunos nos saludan, otros pasan pacíficamente mirando. Muchos se acercaron y nos preguntaron por qué vinimos a vivir acá. Nosotros les aclaramos: No vinimos a vivir, vinimos a protestar porque nos sacaron el tren, y queremos que nos repongan el tren para volver a nuestras casas. Entonces algunos vecinos se acercaron, nos ayudaron trayendo comida, organizaron un almuerzo solidario y invitaron a más vecinos. Se pusieron como meta tratar de conseguir más vecinos que nos ayuden a reclamar que vuelva el tren. Ahora están haciendo una juntada de firmas para mandar a la justicia, al poder ejecutivo y al poder legislativo. Ellos saben que tenemos dos amparos a favor y la secretaria de transporte lo desacató, así que no va a ser tan fácil para la empresa. -¿Cómo se encuentran las familias viviendo acá? -Es difícil: somos constantemente hostigados por el gobierno de la ciudad y por la policía. No sólo no dan respuestas, no fueron capaces de poner un baño químico, por lo cual tuvimos que apelar a la solidaridad en las estaciones de servicio que tenemos cerca para poder ir al baño. Dormimos con un ojo cerrado y el otro abierto porque no sabemos lo que puede pasar. Y cuando vamos a trabajar, vamos menos horas y lo hacemos intranquilos. Nosotros siempre estamos pateados por la sociedad, pero ellos saben que nuestra lucha es prolongada y que vamos a seguir viviendo y trabajando acá hasta que nos den una respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog