LINK PARA ESCUCHAR LA RADIO POR INTERNET:

miércoles, 21 de noviembre de 2007

CRIMEN DEL HERRERO - COMIENZA JUICIO ORAL POR CRIMEN DE JOVEN EN CARAPACHAY

Una joven de 19 años comenzará a ser juzgada mañana en los tribunales de San Isidro, acusada de haber participado de un asalto en el que el año pasado fue asesinado un joven herrero, delante de su novia, en la localidad bonaerense de Carapachay. La imputada, identificada como Paola Carolina Miranda Carbajal, será sometida a proceso por el Tribunal Oral en lo Criminal 5, acusada de ser coautora del homicidio criminis causa, en concurso con robo calificado, de Claudio Troncoso, de 35 años. En la primera jornada del debate, que se hace en una sala ubicada en el piso 11 del edificio de Ituzaingó 340, está previsto que el TOC 5 y el fiscal Ricardo Juan escuchen a 19 testigos. Luego, serán los alegatos de la querella, representada por Alejandro Martínez, la fiscalía y la defensa y los jueces esperan dar a conocer el veredicto en la misma jornada. En tanto, un menor que también está detenido acusado de haber sido el que disparó contra la víctima será juzgado, pero en otro debate posterior, y en el expediente aún hay otro hombre y una mujer detenidos que según testigos también intervinieron en el robo. El hecho que se juzga ocurrió el 19 de junio del año pasado, cuando Troncoso se resistió a un asalto en momentos en que junto con su novia llegaba a su casa, ubicada en Gervasio Méndez 3850 de Carapachay, partido de Vicente López. El joven, que era herrero y estudiante avanzado de la carrera de Ingeniería Industrial, regresaba de cenar junto a su novia, Yamila Antanle, de 30 años, y ambos fueron interceptados por cuatro asaltantes armados, entre ellos dos mujeres. Troncoso empezó a forcejear con uno de los ladrones y el delincuente lo ejecutó de un disparo en la cabeza y luego huyó con dos teléfonos celulares y 50 pesos. El joven no quería que los delincuentes entraran a su casa porque allí estaba su madre, gravemente enferma, y su padre. Poco después del hecho, la Policía detuvo a la joven que comenzará a ser juzgada y al menor, sindicado como autor del disparo que terminó con la vida del herrero. Ambos quedaron comprometidos en el crimen porque en su poder se secuestró uno de los celulares robados a la pareja y una pistola calibre nueve milímetros. Cuando los policías de la seccional de Carapachay identificaron al chico de 17 años, advirtieron que dos días antes había estado aprehendido en la comisaría tercera de Munro por un robo, pero como nunca se pudo ubicar al damnificado, la justicia de menores dispuso que fuera entregado a su madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Archivo del blog